Mi cobaya se esconde de mi y no hace ruido ¿Le pasa algo?

Si has descartado que este comportamiento sea debido a algún tipo de enfermedad es normal que al principio se muestre un poco tímida y asustadiza. Se tienen que adaptar a todo lo que les rodea, a tí y a su nuevo hogar. Hay que tener en cuenta que las cobayas son animales de presa, así que cuando están asustadas su reacción innata es esconderse y permanecer quietas. Intenta ganarte su confianza acercándole primero tu mano para que te huela, luego cógela siempre desde delante para que vea tu mano acercarse y no se asuste tanto y ponla en tu regazo. Dale caricias y la comida que más le guste mientras la tienes cogida. Quizás la primera vez no aguante más de 1 o 2 minutos, pero ya verás como a medida que pasen los días cada vez le importará menos estar contigo. Casi siempre suelen avisar cuando quieren que las devuelvas a su jaula, ya sea con un chasquido de dientes, pequeños mordisquitos, etc. Pronto se acostumbrará a ti y hasta te “llamará” cuando te vea pasar para que le prestes atención o le des comida.

Contacta con nosotros